27 dic. 2012

El Hobbit: Un viaje Inesperado

 
Año: 2012

Duración: 169 min.

Director: Peter Jackson

Guionistas: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson, Guillermo del Toro

Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, James Nesbitt, Aidan Turner, Graham McTavish, Jed Brophy, Stephen Hunter, Ken Stott, John Callen, Adam Brown, Dean O'Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Hugo Weaving, Andy Serkis, Sylvester McCoy, Cate Blanchett, Christopher Lee, Elijah Wood, Ian Holm, Barry Humphries, Jeffrey Thomas, Lee Pace, Conan Stevens, Bret McKenzie, Manu Bennett

Sinopsis: Precuela de la trilogía "El Señor de los Anillos", obra de J.R.R. Tolkien. En compañía del mago Gandalf y de trece enanos, el hobbit Bilbo Bolsón emprende un viaje a través del país de los elfos y los bosques de los trolls, desde las mazmorras de los orcos hasta la Montaña Solitaria, donde el dragón Smaug esconde el tesoro de los Enanos. Finalmente, en las profundidades de la Tierra, encuentra el Anillo Único, hipnótico objeto que será posteriormente causa de tantas sangrientas batallas en la Tierra Media. (FILMAFFINITY)

Comentarios: Sólo Peter Jackson podía repetir la hazaña de lograr que el espectador viaje de nuevo a la Tierra Media. Cuando leí las críticas sobre la película, tuve miedo, pero luego recordé que Peter Jackson  me ilusionó tres veces en el pasado con la trilogía de El Señor de los Anillos y que aunque ahora se enfrentaba a la polémica de hacer otras 3 películas de un pequeño libro, no iba a fallarme, y así lo ha hecho. Ha logrado que pagar una entrada de cine en los tiempos que corren sea una algo provechoso y que las casi 3 horas de duración se hagan cortas y nos quedemos con ganas de más. También estaba la polémica de los tan mencionados 48 fps. Un servidor ya ha visto la película dos veces, la primera con los 48 fps y en una segunda ocasión con los fotogramas "normales" Pues bien, sí es cierto que a 48 fps se nota más realismo y mayor definición, pero para nada los movimientos son cómicos como decían muchos críticos de cine o se hace difícil de ver como mencionaban otros. Es toda una experiencia que recomiendo, pero tampoco es imprescindible. Sí que recomiendo que se visualice proyectada en 3D. Normalmente rechazo visualizar una película en este formato, pero en esta ocasión merece la pena. Peter Jackson ha creado un filme donde el 3D se convierte en algo más que efectos especiales grandilocuentes (que los tiene) También hace que con el 3D los paisajes, los personajes y las acciones sean todo un lujo visualizarlas. Si alguien todavía duda en cómo ver esta película, sin duda le recomiendo que se quede con todo el pack.

Si entramos ya en la película, vemos que comienza con un guiño a la trilogía de El Señor de los Anillos (algo inevitable y necesario en parte) donde un viejo Bilbo nos narra como el dragón Smaug se apodera del reino enano de Erebor a modo de introducción a la película y después la enlaza con Frodo, momentos antes de que se desarrollen los acontecimientos de La Comunidad Del Anillo. Una vez pasado la introducción entramos de lleno en El Hobbit, Un Viaje Inesperado, con el ya joven Bilbo (magistralmente interpretado por Martin Freeman) donde uno tras otro, se van sucediendo de manera idéntica los capítulos del libro de JRR Tolkien. Desde diálogos a acciones (como que Bilbo olvide su pañuelo una vez iniciado el viaje) a las personalidades de los enanos. Mención aparte tienen ciertos momentos de la película, como el capítulo correspondiente al libro "Carnero Asado" donde los trolls intentan cocinar a los protagonistas y uno de los momentos más esperados por el público y los seguidores de los libros: "Acertijos en las Tinieblas" con un impresionante Gollum de nuevo interpretado por Andy Serkins (la academia debe darle ya un óscar por su sublime interpretación, a veces olvidamos que tras ese personaje virtual se esconde un pedazo de actor) y donde encontramos palabra por palabra todo lo que Tolkien nos narra en su cuento, desde los acertijos, a cómo Bilbo encuentra el anillo o cómo huye siguiendo a Gollum por los pasadizos de la montaña. 

Pero Peter Jackson va más allá y no sólo se conforma con rodar lo que Tolkien escribió en su libro, también se permite el lujo de mostrarnos aquello que apuntó pero no llegó a narrar. La primera, el descubrimiento de Radgast el Pardo de que en Dol Guldur habita el nigromante. En segundo lugar, el Concilio Blanco (con la aparición de Galadriel y Saruman) donde discuten la misión de los enanos y el hallazgo de Radagast (y a un Saruman el Blanco el cual ya empieza a tramar su intento de hacerse con el Anillo Único) y que en las próximas películas veremos su desenlace (la intromisión del concilio a Dol Guldur y su enfrentamiento con el nigromante). Por último, tenemos un añadido, esta vez extraído del Silmarillion, la toma de Moria por parte de los orcos. Aquí Jackson se permite una licencia y "resucita" al orco Azog para convertirlo en el villano principal de esta película y dar así al espectador y los protagonistas un antagonista definido, puesto que hasta el momento en que se encuentren con Smaug no hay uno. Una licencia que es aceptable y que no modifica la historia principal. Así pues, Peter Jackson no inventa nada y tira de los Apéndices y del Silmarillion para alargar la historia y dar más cabida a la mitología de Tolkien. Sin duda algo que muchos agradecemos.

El resto de la película se desarrolla con normalidad respecto al libro: la llegada a Rivendel, la pelea de los gigantes (aquí un poco más épica y encarnizada), la llegada al reino de los trasgos y el posterior combate y por último la huída de los huargos escalando a los árboles con el rescate final de las Águilas (con una segunda licencia de Jackson que no altera el final pero lo modifica dándole a Bilbo un toque de heroicidad) 
 
Y cuando todo indica que llega el turno de visitar a Beorn... resulta que han pasado 3 horas y que toca esperar un año entero para saber cómo continúa. Muchos sabemos lo que va a pasar, muchos lo hemos leído muchas veces, pero nos quedamos con un palmo de narices. Ese es el momento en el que tras ver pasar los créditos con todavía cara de asombro, emoción y una pequeña frustración al ver que termina, descubrimos con una sonrisa que Peter Jackson nos ha hecho viajar más de 10 años al pasado, cuando hacíamos cola con ilusión para ver sus 3 películas de El Señor de los Anillos y nos tocaba esperar un año para ver la siguiente. Entonces descubirmos que se ha recuperado la magia, la emoción y las ganas de volver al cine. 

Desde aquí mando mi profundo agradecimiento a Peter Jackson y su equipo por volverlo a hacer. Quizás toca un año esperar para volver a viajar a la Tierra Media, pero ahora volvemos a tener un motivo para que el año pase para volver a las salas de cine como hacía tiempo que no lo hacíamos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario