3/4/2014

Cómo Conocí A Vuestra Madre y luego arruiné la serie



ATENCIÓN. ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS QUE DESVELAN EL FINAL DE LA SERIE.

Tras nueve temporadas, Cómo Conocí A Vuestra Madre se despide de sus seguidores. Han sido muchos años de capítulos para el recuerdo (y otros que mejor olvidar) y momentos televisivos que ya forman parte de la cultura popular. Pero esta despedida, lejos de ser un cariñoso punto y final para sus seguidores, ha sido más bien un final agridulce e incluso para muchos decepcionante (donde me incluyo). El final es, ni más ni menos, un ir y venir de tortazos al espectador donde los personajes, tras 9 temporadas evolucionando, terminan tirando por el suelo dicha evolución para dar un final precipitado, mal planteado y que lejos de sorprender, destruye el pilar donde se apoyaba toda la historia de la serie. Pero vayamos por partes.

El final

Finalmente, el romanticón de Ted Mosby encuentra el amor de su vida, tiene hijos y se casa con ella (en ese orden además) La Madre es todo lo que Ted (y los espectadores) esperábamos de ella. Es el igual de Ted en versión femenina y nos ha bastado con una temporada para que nos encariñáramos con ella. Sin embargo, la última escena de la serie es Ted pidiendo salir a Robin. Toda la historia que Ted narra a sus hijos donde les cuenta cómo conoció a su ya difunta madre es un pretexto para que una vez termine la historia, vaya en busca de Robin. Por lo tanto, el título de la serie ya es un falso reclamo. La Madre no pinta absolutamente nada en el final de la serie. No nos está contando cómo conoció a Tracy McConnell (el nombre de la Madre, el cual es finalmente desvelado) si no que nos cuenta la relación entre Ted y Robin.

La Madre

La madre no es más que un Macguffin, un cebo, un elemento sin la mayor importancia en la serie, lo cual supone un engaño a los espectadores, que tras 9 temporadas esperando el encuentro entre los dos personajes, queda relevado a un segundo plano para darnos un final en el cual maltrata la figura de Tracy. Su muerte, nada justificada (pero que ya nos olíamos tras ver el capítulo de la última temporada, Vesuvius) hubiera sido válida para darle a la serie un final trágico y hubiera sido aceptable, pero no, su muerte es un pretexto para que el viudo Ted Mosby pueda rehacer su vida con tía Robin. El último capítulo nos muestra cómo Ted y Tracy se conocen, en la famosa estación de tren bajo la lluvia, con la presencia del famoso paraguas amarillo, otro de los iconos de la serie y donde en una conversación entre ambos se cierran varias tramas de la serie (el paraguas, la fiesta de San Patricio…) y finalmente Ted abandona su intención de irse a Chicago para intentar conquistarla, cosa que logra. Pero, una vez desvelados los cabos sueltos de la serie, comienzan los despropósitos, comenzando por la relación entre Barney y Robin


La boda, Barney y Robin

Una temporada entera para mostrarnos la boda entre Barney y Robin. Una temporada cargada de absurdos y tediosos episodios de relleno con apenas unos cuantos momentos donde avanza la trama. Seamos sinceros, las últimas temporadas estaban bajando mucho el listón. Si muchos continuamos viéndola no fue por Ted, el cual se fue convirtiendo en un llorón que rozaba el patetismo y la pedantería, la seguimos principalmente por conocer a la Madre y por el personaje de Barney, el cual se convirtió poco a poco en el protagonista de la serie. Nos interesaba más su relación con Robin que la trama en sí. Una vez la pareja finalmente se vuelven a juntar y deciden casarse, encontramos a una pareja ideal. Dos personajes independientes pero que juntos forman un dúo perfecto. Entonces, para qué una temporada narrando su boda, si luego en 5 minutos se busca su divorcio? El cual además es absurdo, ponen de excusa la exitosa carrera de Robin como motivo de un divorcio el cual los guionistas han inventado a la desesperada. Imperdonable. Barney conquista a Robin, renuncia a todo lo que lo hacía ser el mejor personaje de la serie: su Playbook, su Bro Code, su carácter mujeriego… le despojaron de todo lo que era, pero a cambio nos mostraron la otra cara de Barney. Y cuando logramos aceptar al “nuevo” Stinson, de golpe y porrazo humillan al personaje, el cual se queda solo, sin Robin, sin su anterior personalidad y con una hija sacada de la manga como recurso desesperado para intentar darle a Barney una razón para ser feliz, la cual no cuela. Por otro lado está Robin. Hasta casi el momento de su enlace con Barney duda si el amor de su vida es Ted, y es el mismo Mosby quien le dice que ya no volverá a haber nada entre ellos. Se cerraba así la eterna trama de amor entre los dos personajes. Robin le dice de huir de la boda juntos, y Ted, tras años intentando conquistarla, descarta la idea, pues ha madurado. Si tras llevar varias temporadas haciéndonos ver que la relación entre ellos es imposible, darnos ese final es insultar a la inteligencia del espectador. Robin, es otro personaje maltratado, la cual recurre a Ted como segundo plato tras su frustrado matrimonio (y viceversa), todo eso tras 2 o 3 episodios donde se nos asegura que su relación es agua pasada. 

  
Marshall y Lily

La eterna pareja, el matrimonio perfecto, los dos personajes más constantes de la serie y el tipo de relación que Ted quiere con una mujer. Quizás el dúo es el que menos ha sufrido durante la serie, quitando de pequeños momentos, como su primera ruptura y la discusión en esta última temporada. Sin embargo, el personaje de Lily nos deja preguntas sin resolver. Qué es de su carrera profesional? Se supone que pasan un año en Italia donde Lily cumple su sueño, pero no se menciona nada respecto a él. Sólo sabemos que el matrimonio termina con 3 hijos. Así que nos quedamos con la duda de si Lily termina la serie cumpliendo su sueño profesional o siendo una frustrada ama de casa que cría a sus 3 hijos. De Marshall sí que se nos cuenta que termina siendo abogado en una empresa multinacional, algo que él odia, pero al final cumple su sueño y se transforma en un importante juez. Al menos uno de los dos realiza su sueño. Pero si volvemos a Lily, vemos como se cumplen sus temores y el grupo de amigos se disuelve, dejándola a ella sin su verdadera familia, sus amigos. La vemos llorar en la noche de Halloween viendo partir a Robin, la cual no vuelve a ver durante años, todo eso sirve para añadir más drama a la serie, viendo cómo el grupo se desmiembra y únicamente se reúne para las grandes ocasiones, mostrando cómo hasta las más sólidas amistades pueden ser rotas por el paso del tiempo y que nada es eterno.

Volviendo al final

Regresamos a la trama del final de la serie. A través de escenas avanzamos a momentos en el futuro. Ted cuenta a sus hijos cómo permanece junto a Tracy hasta el final. Cuando ésta muere (y ni siquiera se nos muestra una despedida, simplemente a Ted leyendo junto a ella en una cama del hospital, donde pasa su enfermedad no especificada) Ted se queda viudo y pasan 6 años hasta que decide contarles a sus dos hijos, Luke y Penny cómo la conoció. Tras terminar el relato (que dura las 9 temporadas) sus hijos le hacen ver que lo que les está contando es su relación con su tía Robin y le animan a que la llame y le pida salir (vamos, que hasta los hijos se dan cuenta que la madre no pinta nada en el relato de su padre) Pero Ted no la llama y opta por lo predecible, correr hacia su casa bajo la lluvia, hacer que ésta se asome a la ventana para mostrarle el otro icono de la serie, la trompeta azul y emular la primera temporada y la escena casi idéntica a modo de homenaje. Qué consiguen con esto los guionistas, Craig Thomas y Carter Bays, además de estropear el final de la serie? Intentar sin éxito alguno convertir a Ted y Robin en los Ross y Rachel de una nueva generación. Sobra hacer comparaciones entre Friends, la sitcom por excelencia y HIMYM, ya que se han contrapuesto en multitud de ocasiones, pero intentar emular un final como el de Friends (con Rachel volviendo en el último momento a los brazos de Ross y cerrando su romance tras 10 temporadas con la duda de si acabarían juntos) no funciona en este caso y más cuando ya hemos conocido a la Madre y nos ha encantado, y más aún cuando la relación entre Robin y Barney convencía a la audiencia. 

  
En resumen, final rebuscado, mal planteado y concebido tan deprisa que destruye todos los cimientos de la serie. 9 temporadas que se van al traste por un final que únicamente gusta a sus creadores y a unos pocos espectadores. Una serie que empezó fresca, incluso original en su planteamiento y que se fue desgastando con temporadas flojas y con una novena que nos fue desilusionando y aburriendo pero que se pudo haberse salvado con este doble episodio, el cual terminó de matar a una serie que agonizaba y pedía su final a gritos. Sí, nos ha regalado momentos inolvidables y elementos que ahora son parte de la historia televisiva (apuesta de bofetadas, el Hombre Desnudo) y expresiones que ya forman parte de nuestro vocabulario: “Conoces a Ted?” “Suit Up!” “Legend… (wait for it) Dary!” Pero también nos ha ofrecido un final que constará en la historia de la televisión como un ejemplo de cómo no acabar una serie.

9/11/2013



Año: 2013

Duración: Demasiado corta

Director: No es Shamalan, gracias a Dios

Sinopsis: Unos bichos muy majos llamados Insectores vinieron a la tierra para colonizarla. Entendieron que eramos medio bobos, y que no valía la pena dialogar con nostros, y nos masacraron. Entonces Mazer Rackham les partió la boca a base de bien. Desde esa derrota, la humanidad ha vivido con el temor de que volvieran los Insectores, preparándose siempre para la guerra. Preparándose para que esta guerra acabara con todas, aunque perdiéramos nosotros...

Comentarios: Lo primero: leerse el libro. El libro es cojonudo. ¿A qué esperáis?

Entrando en materia, decir para empezar que me ha costado encontrar un cartel que no fuera un spoiler del copón (hay uno que es directamente la escena final de la peli). Aunque el director, el compositor de la banda sonora, el encargado de la fotografía, y (casi) todos los actores se hubieran esforzado por crear una peli cojonuda, hayan sido los productores los que se hubieran encargado del montaje final. Muy comercial, con algunos toques de genialidad, que es lo que la salva de ser Harry Potter Va Al Espacio.

¿Fallos? 

Mazer Rackham aunque es medio maorí, creo que se crió en la India, en el libro, si no recuerdo mal. Más Sukhois y menos F35! (siento el comentario friki, intentaré no hacer más).

Los Insectores destrozaron a la humanidad, solo salen cuatro personas gritando por una calle. Hasta Starship Troopers lo hizo mejor.

Publicidad de Audi, Adidas... ay...

El sargento instructor, Nonso Anozie. ¿Es que no han visto la Chaqueta Metálica? Es el peor personaje de la película, con diferencia, ni se parece en nada al del libro, ni permite creer en el personaje. Horrible selección de casting, este tío solo ha salido en películas "necesitamos a un negro para que no nos acusen de racistas": La última legión, Conan el Barbaro (la nueva, ugh).

Harrison Ford. Es muchísimo mejor la actuación de su actor de doblaje que la de él. Fijaros en la voz, no lo miréis a los ojos, y todo irá bien con este personaje.

La comandante Gwen Anderson, Viola Davis, otra que tal Don Pascual... Personaje fatal interpretado, mediocre la actuación de esta señora.

Pocas escenas del ring de ingravidez. ¡Queremos más de la genialidad de Ender en el libro!

¿Como hacer que Ender parezca un genio de la estrategia, sin tiempo para desarrollar el personaje? Que diga cosas que parecen militares: "muevete al sector cuatrogefoxtrotdiecinueve! Formación de combate omegacharlitres!" And so on.

La siguiente es un megaspoiler, así que la pongo en letra blanca si no habeis leido el libro, si quereis leerla seleccionarlo con "shift + cursor abajo" o "pinchando o arrastrando por las letras con el ratón".
En la película, los cazas son drones, no tienen piloto. En el libro, Ender envía a la muerte, sin saberlo, a los compañeros de la escuela de batalla que al no pasar los cortes si hicieron pilotos de caza. Mucho más dramático el libro, y a mi entender, más realista.
El "Pequeño Doctor" lo ponen como un Rayo de la Muerte. Me gusta más el concepto de Misilaco del libro, y el sacrificio del amigo de Ender. 
Cosas buenas:

En el libro, queda claro que la humanidad se ha unido, y que no todos son estadounidenses, viendo al personal de la Armada, los estudiantes de la escuela de batalla, y a los políticos. En la película esto se logra viendo a los compañeros de Ender.

Mazer Rakhman. La leche, como en el libro.

Ben Kingsley, actorazo.

Ender, Asa Butterfield, sorprendetemente bien.

Los otros Wiggins, genial tanto la interpretación (breve), como la traducción de los personajes del libro a la película.

El videojuego que piratean los Insectores, para mi gusto era una parte muy difícil, y la han sabido describir muy bien.

Ender es un tercer hijo, dan importancia a ese hecho para que el espectador se de cuenta que en la Tierra estamos jodidos de recursos

El ring de ingravidez, las maniobras de Ender. Solo tenían que copiarlas del libro. Lo hacen muy bien, pero se saltan demasiadas.

Los combates espaciales. Que saquen videojuego por favor. Gracias.

La maniobra esa del final, que no voy a decir por ser el final, que no es igual que en el libro, pero que queda muy chu-chu-chuli.

La banda sonora, no está mal, no es un trunion como las de tantísimos blockbusters que hemos visto, y pagado (sigh) en el cine.

Resumiendo, que es gerundio. 

¿Vale la pena pagar los mil millones de euros que vale la entrada, o me espero a que "me la deje un amigo de internet"? Si, vale la pena. Pero antes leed el libro. O después. Pero leedlo, no os arrepentiréis, aunque no os haya gustado la película.

Postdata para los que hayan leído el libro y las secuelas.

Creo que tienen la firme intención de seguir la saga. A muchos de vosotros sé que no os gustó el rollo místico y la droggaina que se tomó Scott Card para seguir la saga, pero yo tengo fe. Que sea lo que Dios quiera, por lo pronto la película no está mal, y podria haberlo estado, véase tantos tantísimos fiascos que nos hemos llevado con las adaptaciones.



26/3/2013

One Piece Color Walk 1

 
One Piece Color Walk 1
Planeta De Agostini
108 páginas
15.95 euros

Ya tengo en mis manos el primer Color Walk de One Piece, un libro donde se recogen los primeros dibujos que realizó el autor Eiichiro Oda durante los primeros años de la exitosa serie de manga. Así pues se abarca desde el año 1994 hasta 1997, recopilando las ilustraciones a color y bocetos desde el inicio de la serie hasta la saga de Arlong, presentados en un formato de gran calidad donde se aprecia de excelente forma los dibujos y colores, aunque muchos hubiéramos agradecido que se nos hubiera presentado en formato de tapa dura. Algunas de las ilustraciones vienen presentadas con una pequeña explicación de Oda. Aunque la parte más curiosa o interesante nos viene al final, donde se nos adjunta una jugosa entrevista donde Eiichiro Oda y Akira Toriyama (autor de Dr. Slump y Dragon Ball y héroe de la infancia e inspiración de Oda) intercambian opiniones, anécdotas o formas de trabajar de ambos. También se incluye un índice de las imágenes y una breve biografía de Oda. Otro punto interesante son los bocetos previos de los personajes, donde podemos ver cómo lucían algunos de los personajes principales.

Esperemos que Planeta De Agostini siga editando con el tiempo el resto de números y muchos fans de One Piece podamos disfrutar de los dibujos de uno de los mangakas más importantes del momento.

4/3/2013

Assassin's Creed IV: Black Flag


Se confirma que en octubre tendremos en las tiendas una nueva entrega de la saga Assassin's Creed. En esta ocasión, viajaremos en el tiempo a la época dorada de la piratería, 1715 en el mar Caribe, donde manejaremos a Edward Kenway, padre de Haytham Kenway y abuelo de Connor, el protagonista de Assassin's Creed 3. Será pues, la primera vez en la saga que viajemos atrás en el tiempo desde que Ubisoft la inició en la época de las cruzadas en la Edad Media. 



Así pues, las batallas navales que se pudieron jugar en la tercera entrega se verán aquí más desarrolladas, pudiendo abordar navíos españoles, ingleses o portugueses entre otros y robar sus riquezas o interactuar con otros piratas famosos de la historia como son Barbanegra (el cual aparece en el tráiler del juego), Benjamin Hornigold, Anne Bonny o Calicó Jack. Pero no toda la acción se desarrollará en alta mar, puesto que podremos desembarcar en Jamaica, Cuba, Florida o incluso descubrir pequeñas islas donde podremos investigar o realizar misiones secundarias.



Assassin's Creed IV Black Flag nos transporta así a una época un tanto peculiar, dejando de lado grandes eventos históricos como ha hecho anteriormente como el Renacimiento italiano, las cruzadas o la Guerra de la Independencia americana para centrarse en la época donde los piratas gobernaban los mares. Quizás algunos seguidores de la franquicia seguimos esperando que nos brinden otras épocas como la Revolución Francesa, la España del Siglo de Oro, el Japón feudal, la Grecia clásica, el antiguo Egipto, el imperio romano... pero ahora que han dado un salto atrás en el tiempo todo parece indicar que hay esperanza y podamos en algún momento ver un Assassin's Creed ambientado en esas épocas. 

Ahora sólo queda esperar a octubre para dar la bienvenida a Edward Kenway a la hermandad e izar la bandera negra....



27/2/2013

One Piece (manga) - Capítulo 700: A su ritmo






La noticia de que Doflamingo abandona repentinamente el Ouka Shichibukai recorre el mundo con sorpresa. Sus socios de negocios se alarman mientras que otros piratas (Bonney, Jinbei, Crocodile) También los periódicos hablan de las alianzas formadas entre la tripulación de los Sombrero de Paja con Law y la unión de Kidd, Apoo y Hawkins, los cuales hablan del misterioso periodista llamado "Abusa" quien ha revelado toda la información.

En Dressrosa reina el caos. Doflamingo habla con Law, pero Luffy se interpone para amenazar a Doflamingo, si vuelve a atacar a Barbamarrón o a los niños se las verá con él. Doflamingo intenta decirle que tiene algo que seguro que quiere recuperar (Luffy piensa que es carne), pero Law vuelve a la conversación: Le devolverán a Caesar en la isla Green Bit. Tras colgar, Law explica que la operación es un señuelo, mientras Doflamingo acude a rescatar a Caesar, ellos irán a destruir la fábrica de SAD en Dressrosa. El problema es que Law desconoce el paradero de la fábrica. Kinemón explica que su objetivo es ir también a Dressrosa porque uno de sus camaradas está allí preso tras sacrificarse para que él pudiera ir tras Momonosuke que había sido secuestrado con el resto de niños. Los Samuráis tenían como objetivo ir a la isla de Zou (donde casualmente se encuentra la tripulación de Law actualmente) pero naufragaron en Dressrosa. Luffy decide ayudar a rescatar a su camarada aunque Law se opone sin éxito.

Pasamos al cuartel general de la Marina, donde la noticia del abandono de Doflamingo de los Shichibukai es tema de conversación. Se vuelve a alterar el equilibrio y es necesario un  nuevo Shichibukai. Se confirman que los actuales son Mihawk, Kuma, Boa Hankock, Law, Buggy y un último el cual no dicen su nombre. Akainu dice que piensa tener la situación controlada y no dejará que Law y Luffy hagan lo que quieran.

Mientras, en Dressrosa, Doflamingo se ha reunido con algunos de sus miembros. Uno de ellos, Diamante, recibe por parte de Doflamingo algo que según él puede romper la alianza entre Law y Luffy: la Mera Mera No Mi, la Akuma No Mi que perteneció a Ace...

Episodio interesantísimo cargado de información. Se confirman muchas cosas: Bonney ha escapado de la Marina, ya conocemos la historia completa de Kinemón, se confirman quiénes son los actuales Shichibukai, donde por fin sabemos que Buggy es parte de ellos, aunque de nuevo Oda nos oculta un último miembro. También se confirma que las Akuma No Mi se reencarnan tras la muerte de su usuario. Cómo ha encontrado Doflamingo la fruta es un misterio. Todo indica que entramos de lleno en una nueva saga que se ubicará en Dressrosa...

19/2/2013

Los Miserables


Año: 2012

Duración: 152 minutos

Director: Tom Hooper

SinopsisEl expresidiario Jean Valjean (Hugh Jackman) es perseguido durante décadas por el despiadado policía Javert (Russell Crowe). Cuando Valjean decide hacerse cargo de Cosette, la pequeña hija de Fantine (Anne Hathaway), sus vidas cambiarán para siempre. Adaptación cinematográfica del famoso musical 'Les miserables', basado a su vez en la novela homónima de Victor Hugo. (FILMAFFINITY)

ComentariosCasi da miedo hacer una crítica de un clásico de Broadway con un elenco para quitar el hipo, después de todo, poco se puede decir que no se haya dicho ya. 

Si he de ser sincera, al principio era reticente a verla. No me apasionan los musicales, de hecho, tener que estar pendiente de lo que dicen las canciones para saber qué está pasando me pone nerviosa. Además, la idea de un drama cantado tampoco me entusiasmaba. Por alguna razón, creo que el género musical está más próximo a la comedia que al drama, supongo que tiene que ver con el hecho de que cuando estamos contentos cantar me parece algo más natural que arrancarse por bulerías cuando se está triste. Sin embargo, las canciones de Los Miserables consiguen transmitir tristeza o alegría de una manera tan natural que la música, más que romper la conexión con el espectador, la magnífica.

Desde el punto de vista técnico, poco se puede objetar. La idea de grabar directamente las canciones durante el rodaje ha sido un gran acierto por parte del director, puesto que aporta un plus a la interpretación. En este sentido, me gustaría destacar a una conmovedora Fantine (Anne Hathaway) cantando su mala fortuna. A una se le parte el corazón de escucharla, y solo es el principio.

Me quito el sombrero también ante Hugh Jackman, cuyos talentos musicales probablemente le valgan una estatuilla. Asimismo, también quiero destacar el papel papel de Jarvet, interpretado por Russel Crowe. Sinceramente, no creo que sea tan buen cantante como Hugh Jackman, pero el personaje no tiene desperdicio y su puesta en escena tampoco. La elección interpretativa de hacer caminar a Jarvet por las cornisas como recurso escénico para demostrar su firmeza y, de paso, adelantar pistas sobre su final me pareció brillante.

Desde luego, es una película más que recomendable. Eso sí, no está hecha para todos los gustos así que si eres de los que no le van los dramas o los musicales clásicos, probablemente esta no sea tu mejor elección.