28 jul. 2012

El Caballero Oscuro: La leyenda renace

Año: 2012

Duración: 164 min.

Director: Christopher Nolan

Guionistas: Christopher Nolan, Jonathan Nolan (Historia: Christopher Nolan, David S. Goyer. Personajes: Bob Kane)

Reparto: Christian Bale, Tom Hardy, Anne Hathaway, Michael Caine, Gary Oldman, Joseph Gordon-Levitt, Marion Cotillard, Morgan Freeman, Juno Temple, Matthew Modine, Josh Pence, Nestor Carbonell, Brett Cullen, Tom Conti, Aidan Gillen, Cillian Murphy, Liam Neeson, Ben Mendelsohn

Sinopsis: Hace ocho años que Batman desapareció en la oscuridad, dejando de ser un héroe para convertirse en fugitivo. Al asumir la culpa por la muerte de D.A. Harvey Dent, el Caballero Oscuro decidió sacrificarlo todo por lo que consideraba, al igual que el Comisario Gordon, un bien mayor. La mentira funciona durante un tiempo, ya que la actividad criminal de la ciudad de Gotham se ve aplacada gracias a la dura Ley Dent. Pero todo cambia con la llegada de una astuta gata ladrona, que pretende llevar a cabo un misterioso plan. Sin embargo, mucho más peligrosa es la aparición en escena de Bane, un terrorista enmascarado cuyos despiadados planes para la ciudad obligan a Bruce a regresar de su voluntario exilio. (FILMAFFINITY)
 
Comentarios: Era una película de la que no me llamaba la atención ni siquiera el tráiler. El villano me parecía regulero y los personajes secundarios nuevos (esa Catwoman) no me convencían. El estigma de la anterior entrega estaba muy presente.
Afortunadamente me equivoqué y me encontré con una película intensa, con un villano renovado y genial y una Selina Kyle de la que estaban bien cogidos hasta los pequeños detalles (desde la forma de caminar hasta la manera en que se baja de la moto).
Tras los sucesos de El Caballero Oscuro, el crimen ha sido vencido en Gotham y la ciudad ya no necesitaba a su protector. Ocho años después, todo cambia cuando un tal Bane entra en escena y Bruce Wayne debe colocarse de nuevo la capa y la capucha para volver a las sombras y hacerle frente.
La pregunta del millón es cuál es mejor y sinceramente creo que me quedo con esta último. Considero que es más difícil de hacer que la anterior por servir de conclusión a una trilogía que ha hecho del personaje mucho más que un superhéroe llegando a todo el mundo (aficionados y no aficionados) a través de la visión de Gotham de Nolan y de las extraordinarias interpretaciones del reparto.
Precisamente en esta entrega los secundarios no lo son tanto y personajes como Alfred o Selina adquieren una importancia capital en la intensidad de la trama. Esto, sumado a un par de apariciones estelares de otros personajes secundarios (una de ellas particularmente inesperada), hacen de la película una cinta que hay que ver junto con sus predecesoras.
Pese a las pocas expectativas que me creó, debo decirlo: In Nolan we trust!

No hay comentarios:

Publicar un comentario