14 jun. 2011

Crítica a Game of Thrones 1x09


A estas alturas, pocas cosas se pueden decir de la serie que no se hayan dicho ya. La calidad a la que nos tiene acostumbrada la serie se repitió una vez más en este capítulo en la que los personajes se enfrentan a situaciones dolorosas que los ponen a prueba.

La plaza del templo de Baelor (nombre que da título al episodio, por cierto) se convierte en el escenario en el que Eddard Stark debe elegir entre conservar su honor manteniendo las acusaciones contra Jeoffrey y siendo leal con sus principios, o declararse traidor y retirarse a El Muro para formar parte de la Guardia de la Noche. Una decisión difícil que no deja indiferente a nadie.

En este capítulo también aparece la primera batalla aunque realmente no hay ninguna escena de ella y solo sepamos que ha habido un enfrentamiento cuando ya ha acabado. La verdad es que es algo de agradecer porque si pone de manifiesto algo es que en el Juego de Tronos las batallas no se libran en campo abierto.

Antes de la batalla, Tyrion recibe otra muestra de aprecio por parte de su padre cuando lo destina a la vanguardia junto a su tropa de salvajes. Los momentos antes de la lucha le sirven para sincerarse con Bronn y con un nuevo personaje, Shae, tan enigmática como encantadora.

Por su parte, en el ejército de norteños, Robb consigue un importante logro para el avance de la guerra y la liberación de su padre aunque el precio que debe de pagar es alto.

Y en El Muro, después del ataque de los otros las cosas parecen haber vuelto a la normalidad, o a cierta normalidad teniendo en cuenta que se está produciendo una guerra. Ante el encarcelamiento de su padre, el "secuestro" de sus hermanas y la marcha de su hermano a la guerra, Jon Nieve se siente dividido entre las obligaciones para con su familia y con la guardia. Justo cuando se siente más solo que nunca, el Maestre Aemon le demuestra que no es el primero que se enfrenta a una situación de este tipo y que, elija lo que elija, sea consecuente con su decisión.

Por último, más allá del Mar Estrecho las cosas pintan muy mal para Daenerys quien, como todos los demás personajes, tiene que hacer un gran sacrificio sin saber las consecuencias que le acarrearán en el futuro.

Creo que este episodio ha sido excepcional y, tal y como han quedado las cosas, solo cabe esperar que el siguiente sea todavía mejor. A continuación os dejo el avance del último episodio de la temporada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario