29 jun. 2011

Crítica True Blood 4x01


La cuarta temporada de True Blood comienza de una forma diferente. Después de los acontecimientos de la tercera temporada, Sookie regresa a Bontemps sin saber que desde su partida ha pasado un año. El salto temporal es un recurso que suele dar buenos resultados tal y como ocurrió en Mujeres Desesperadas, por dar un ejemplo. En el caso de True Blood este avance en el tiempo cuenta, además, con la particularidad de que ni los espectadores ni la misma Sookie sabemos cómo se han producido determinadas situaciones.

La idea del salto además brinda un soplo de aire fresco a la trama y a los personajes. Para empezar, nos encontramos a Bill Compton ejerciendo las labores de político, a Jessica y Hoyt vivendo en pareja, a Eric especialmente interesado en Sookie, a Jason Stackhouse con la placa de policía y a Sookie en la calle porque su casa ha pasado a tener nuevo propietario.

Tengo grandes expectativas para esta temporada y ya estoy esperando el siguiente episodio. A ver si, con suerte, también es de 50 minutos.

1 comentario:

  1. Buen blog tio (visto en FC jeje), tengo ganas de empezar esta cuarta temporada que encima hay rumeros que vuelve Godrick, me suscribo y de paso te dejo mi blog por si te interesa : http://desangrehastalasrodillas.blogspot.com/

    ResponderEliminar