6 jun. 2011

Un enemigo del pueblo


Cuando se habla de Henrik J. Ibsen, la obra que acude a la mente de todos es Casa de Muñecas, a la que me gustaría dedicarle un espacio en el blog en algún momento. Sin embargo, hoy me gustaría hablar de otra de sus obras, la primera que conocí de este autor, y que me impactó muchísimo: Un enemigo del pueblo (1882).

Como en otras obras de Ibsen, se plantea un problema con difícil solución. El Dr. Stockmann vive en una pequeña ciudad escandinava cuya principal fuente de recursos es un balneario. Cuando el doctor descubre que las aguas están contaminadas y que, por tanto, habría que cerrar el balneario, se enfrenta a una lucha entre lo correcto y lo que ayuda a mantener económicamente a la población. Sus convicciones morales le llevan a defender desde un principio la clausura del balneario, decisión cuyas consecuencias no solo sufre él sino también su familia. La presión de los poderes políticos y económicos y de sus propios vecinos hacen que llegue un punto en el que el Dr. Stockmann tiene que decidir si definitivamente va a convertirse en un enemigo del pueblo.

Es una obra maravillosa que invita a la reflexión sobre la soledad del ser humano frente a la coacción de otros intereses supeditados, principalmente, a la economía y el poder. La obra se lee en un suspiro pero si sois de los que preferís ver las obras de teatro en un escenario, aquí os dejo una "entrada" para que veáis la versión que Televisión Española preparó en su programa "Estudio 1".

No hay comentarios:

Publicar un comentario