18 jun. 2011

X-Men: First Class


Año: 2011

Duración: 131 minutos

Director: Matthew Vaughn

Guionistas: Jane Goldman, Ashley Miller, Jamie Moss, Josh Schwartz, Zack Stentz (Historia: Bryan Singer)

Reparto: James McAvoy, Michael Fassbender, Kevin Bacon, January Jones, Jason Flemyng, Rose Byrne, Oliver Platt, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Álex González, Lucas Till, Zoë Kravitz, James Remar, Matt Craven, Rade Serbedzija, Michael Ironside, Laurence Belcher, Bill Milner, Beth Goddard, Morgan Lily, Caleb Landry Jones, Edi Gathegi

Sinopsis: Comienzo de la saga de los X-Men. "X-Men: Primera Generación" cuenta una historia secreta que alude a conocidos acontecimientos mundiales. Antes de que los mutantes se mostraran al mundo, y antes de que cambiaran sus nombres por los de Profesor X y Magneto, Charles Xavier (James McAvoy) y Erik Lehnsherr (Michael Fassbender) eran dos jóvenes que descubrían sus poderes. No había animadversión alguna entre ellos, sino que les unía una sincera amistad y decidieron trabajar juntos y crear un grupo de mutantes para evitar el Armagedón nuclear. Fue entonces cuando una enorme brecha se abrió entre ellos y supuso el comienzo de la eterna guerra entre la hermandad de Magneto y los X-Men del Profesor X. (FILMAFFINITY)

Comentarios: Hacía bastantes años que no me cabreaba después de ver una película de la franquicia mutante.
Tras los batacazos monumentales de X-Men Orígenes: Lobezno y X-Men: La decisión final me esperaba otro espectáculo esperpéntico de "esto es una adaptación pero el 80% de elementos de la película me los saco de la manga".
Los aficionados agradecemos el criterio empleado para que los sucesos importantes se ajusten a lo escrito. Mención aparte son unos cuantos detalles de los que hablaremos después.
Es de resaltar la fantástica caracterización de los personajes protagonistas.
Lo interesante de la película más allá de la calidad de la adaptación es que esperaríamos ver a un Erik villano y a un Charles defensor, pero no es así.
Ambos tienen el mismo problema; la supervivencia de los mutantes. No obstante buscan la solución por vías opuestas, un hecho que en películas de este calibre donde se supone que prima la espectacularidad visual es algo atípico por la profundidad y realismo que adoptan los personajes.
Vemos al Charles Xavier de sus inicios, cuando aún no se parecía al ser manipulador que terminó siendo en la historia escrita. Un joven vital, inteligente y muy carismático al que es fácil sentir admiración. Desde el principio pretende formar un equipo pues sabe que la misión presente no es la única, que serán requeridos más veces.
Por su parte, Erik Lehnsherr es con diferencia el personaje mejor representado y más interesante de la película. Su discurso es envolvente y el trabajo de interpretación de Michael Fassbender nos muestra en pantalla a la futura amenaza en que se convertirá de manera muy convincente.
Otro personaje bien cogido es Emma Frost. Dado que es el típico personaje de cómic de físico y atuendo imposibles, que chirriarían una barbaridad al verlo en pantalla, es meritorio que se haya conseguido una aparición natural de un personaje tan interesante e importante en la actualidad mutante como ese. La elegida es January Jones.
¿Pero qué es un grupo de héroes sin villanos? En este caso el papel de antagonistas lo ocupa el Club Hellfire compuesto por la propia Emma, un Sebastian Shaw cuyo poder ha sido llevado a la pantalla con bastante acierto, el impresionante teleportador Azazel y un personaje interpretado por el español Álex González que sinceramente no ubico.
La trama gira en torno a la Guerra Fría y a la influencia que ejerce Shaw en un par de personajes clave.
Por lo demás, hay cosas que no están bien hechas principalmente desde un punto de vista cronológico. Darwin no debería estar ahí, así como Kaos o algún otro. Los comienzos de Mística ni se parecen a los que aparecen ahí y el origen del "cambio" sufrido por Hank McCoy no es ese. También me gustaría saber la explicación de la diferencia de la Patrulla X al final de la película y al comienzo de las siguientes, principalmente la presencia de Kaos.
No obstante son detalles que se permiten por dejar más o menos atada una historia y meterla en un contexto histórico y a la vez coherente con las demás películas.
Por último me gustaría destacar los momentos de conversación entre Charles y Erik casi siempre separados por un tablero de ajedrez, situación que posteriormente será llevada al campo de combate en el que ambos mueven sus piezas como si de un tablero se tratase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario