14 jul. 2011

Crítica True Blood 4x03


En este episodio vemos las consecuencias del encuentro de Eric con el aquelarre de brujas así como los planes que la familia de Crystal tienen para Jason.

Después del encuentro con las brujas, Eric está más adorable que nunca. Sookie debe encargarse de él en secreto hasta que encuentren alguna solución para su situación y Pam, la discípula de Eric, sospecha que el rey de Louisiana está detrás del asunto. Sin duda, las brujas sospechan algo de esto y su líder tratará de concentrar más poder a medida que avancen los capítulos.

Jessica y Hoyt se enfrentan a los problemas que surgen cuando necesitas alimentarte de la sangre de otros humanos. Por suerte, Jessica siempre puede recurrir a Bill con el que protagoniza una escena muy acertada donde se ha sabido retratar una complicidad propia de padre e hija.

Pero la línea argumental más importante del episodio se encuentra en Jason, el hermano de Sookie. De hecho, el título del capítulo If you love me, why am I dying? (algo así como 'si me quieres, ¿por qué me estoy muriendo?') hace referencia directa a él. Después de habernos encontrado con vampiros, hombres lobo, cambia formas y ménades parece que no puede haber más seres sobrenaturales en Bon Temps, pero nada más lejos de la realidad. En esta temporada también habrá espacio para los hombres pantera y Jason se convertirá en una pieza fundamental para perpetuar esta especie.

Ahora solo queda esperar al siguiente episodio, que se estrena este domingo. Aquí os dejo un avance para que os hagáis una idea de por dónde van a ir los tiros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario